Seguidores

miércoles, 24 de diciembre de 2008

LA XANA DEL REGUEIRO



Esta llegando a casa de mi abuela, al "Sucón". Si pasas en coche no te da tiempo a verlo, porque tienes que subir en primera, y muy atenta para que no se te cale , pero si vas andando justo en la curva se oye " el regueiro" y huele a tierra mojada aunque sea Agosto. Los helechos, el musgo y el sonido del agua lo convierten en " El rincon de las Xanas"
Cada día es diferente, la luz que penetra entre las ramas, la temperatura ,las distintas florecillas,el recorrido del agua...
Este año lo disfrute en invierno,sin verde, sin tan abundante vegetación, pero igual de mágico.
Vas buscando las piedras grandes y con cuidado para no mojarte los pies en este riachuelo rebelde saltas de una a otra, y encuentras una caida de agua pequeña, que al atardecer refleja el sol en las gotas que resbalan por la piedra, en las plantas,... si existen la Xanas viven aquí.
A veces me siento en una piedra pequeña y dejo que mi piel se llene de esta sensacion, que mi amigo Ismael diria energia. Seguramente hay sitios mas bellos, no lo pongo en duda, pero estar alli me hace reconciliarme conmigo misma.,ver mas alla de lo evidente, emocionarme, sentir, soñar, y ahora a 900 km cierro los ojos para recordarlo y siento la necesidad de ir.
De volver siempre

1 comentario:

  1. Los vínculos con la tierra tienen eso tan intenso e indefinible que es el sentimiento profundo de sentir que respira y vive como nosotros, que vive y sueña, que ríe y llora exactamente como lo hacemos nosotros. Hay algo mágico en el hecho de sentir el palpitar de la tierra de un lugar y eso no es más que el sentido de pertenencia y/o dependencia que la persona adquiere con su rincón en el mundo. Eso sólo lo sabemos algunos afortunados.

    ResponderEliminar