Seguidores

miércoles, 21 de enero de 2009

ANONIMOS


Me siento delante del ordenador. Y la sonrisa se asoma por la comisura de mis labios.
Suspiro ante las sensación excitante y transgresora.
Solo tengo que apretar unas cuantas teclas y elegir...

No me importa nada lo importante.
Sólo excitarme.
10 minutos mas tarde chateo con un posible candidato, que como yo quiere ir al grano.

No me importa ser directa a veces y escabullirme en metáforas. altamente descriptivas, provocadoras.

Me gusta lo que me dice, pero necesito oír su voz, le doy mi numero de teléfono y me desnudo mientras espero su llamada. Enciendo 2 velas y espero a mi amante anónimo.

Si no me seduce su voz ,tendré que fingir cualquier excusa.
Pero hoy todo fluye y su voz grave y pausada me transporta al mundo del deseo.
Describe con detalle lo que quisiera hacer, lo que esta haciendo y aunque no siento sus manos su voz produce sobre mi piel casi la misma sensación.
Donde el no llega, llego yo.
Apenas puedo sujetar el teléfono y la vergüenza y el pudor se apoderan de mi tan sólo una décima de segundo, que mi deseo desenfrenado suprime en una oleada.
Ya no hay retorno, no hay sentido racional, me retuerzo debajo de las sabanas sintiendo el calor de un cuerpo ausente, mis gemidos le animan a seguir y minutos mas tarde sólo puedo susurrar que voy a colgar…

No!!!
me suplica mi amante telefónico, todavía no. POr favor,...
Tengo mas para ti...

Quiero ponerle cara, quiero ponerle piel y me gusta este anonimato que me permite deshibirme. Trasgredir.

Es ahora su boca por mi cuerpo, y comienzo a moverme en el vacio,
ya no se donde esta el teléfono, no se si me oye, no puedo dejar de sentir, exhausta por el momento, escondo mi cabeza bajo la almohada es vergüenza y es orgullo,

Busco el teléfono que ha ido a parar a la alfombra, al otro lado también hay gemidos de placer, escucho en silencio y cuelgo despacio sin decir nada .
...
Minutos mas tarde consigo volver a la realidad.
No puedo dejar de reír a carcajadas.
Me rio de mi misma
y me siento feliz.
No me avergüenzo de sentir
pero no se lo cuentes a nadie.
Entre tu y yo.
Anonimos




2 comentarios:

  1. Uy que alboroto, que bochinche... que miedo me das...jeje... Te regalaré un pinganillo,vamos, un teléfono manos libres... TOO MUCH!...Very exciting, I feel like looking through a door lock!

    ResponderEliminar
  2. Vaya, la cosa está que arde. Me vas a poner cardiaco, ahora que ando necesitado de marcha... ja, ja, ja

    ResponderEliminar