Seguidores

martes, 6 de enero de 2009

En sueños


El despertador sonó 1 hora antes.
Cuando abrí los ojos y vi la hora. Sonreí maliciosamente.
A pesar de la pereza en mi cuerpo, mi mente ya estaba excitada ante los próximos acontecimientos.
Dormías profundamente a mi lado y te observé sin moverme apenas, durante unos minutos.

Tu respirar tranquilo.
Tus párpados relajados, la boca entreabierta, esos labios que quiero sólo para mí.


Dude de mis intenciones durante 1 segundo.
Mis manos te buscaron por debajo de las sábanas.
Tu espalda primero, para empezar a rescatarte del mundo de los sueños.
Te acaricié desde los hombros hasta los pies evitando excitarte.
Busqué con mis labios rincones alejados del deseo.
Besé dulcemente el hueco de tus clavículas, la parte interna de tus brazos.
Saboree los dedos de tu mano 1 a 1.

Y comenzaste a despertar.

- Buenos días, mi amor. te he traido el desayuno a la cama- te susurre al oido.


Trazé una linea de saliva desde tu esternon hasta el ombligo.
Dibuje a besos tus pezones
Y acaricie tus ingles buscando una respuesta que no tardó en llegar.
Tus manos acariciaron mi cuerpo desnudo.


- sigue durmiendo mi amor-


Me concentré en un placer sin prisas.
Buscando un equilibrio dificil entre el deseo y la pasión.
Cada gesto era importante.
Mi boca y mis manos se unieron para darte placer,
evitando un final.
Haciendo el momento eterno.
Tratando de adivinar tu pasión, para convertirla de nuevo en deseo.

Pensé en quedarme allí eternamente.
Como si esa, fuera mi única razón de existir.

Gemiste como un gato pequeño
y abriste los ojos con una mirada nueva para mí.


Te coloqué dentro de mí y volviste a abandonarte a la vigilia del placer.
Durante varios minutos apenas me moví.
Busqué abrazarte desde lo mas hondo. Sentirte dentro.
Para qué; sin olvidarme, recuperaras la tranquilidad.

Suavemente comencé a mover mis caderas, entre pausas.
Tus manos quietas, tus ojos cerrados.
Fantasee con la idea de pertenecer sólo al mundo de los sueños.


Miré el reloj.
No tardarían en llamar para preguntar porque no había ido aún a trabajar.


Le besé en los labios,
Mis movimientos ya no tuvieron pausa.


Abriste los ojos. Sonreiste.
Y con una voz mas grave de lo habitual...

- Buenos días Xana-

3 comentarios:

  1. Caray, Xana. Eso es un despertar en condiciones y lo demás son tonterías.

    ResponderEliminar
  2. pues que sepas que hay gente que le irrita
    te lopuedes creer?

    ResponderEliminar
  3. Xana, quien se irrite con un despertar asi, no te quiero ni contar como llevará el resto del dia. Por cierto; ¿como se justificó el retraso al trabajo? ;-P

    ResponderEliminar