Seguidores

viernes, 27 de febrero de 2009

tic tac





En un blog que he descubierto recientemente,...






Qué te gustaría hacer antes de morir?

Tienes que saber la respuesta a esa pregunta.

Si fueras a morir ahora,...

¿cómo te sentirías respecto a tu vida?






Tremendo dilema.
Seguramente es casi imposible ser sincero.
Imposible imaginar que se siente en una situación tan extrema,
tambien creo que es un buen ejercicio para quitarnos tonterias del medio.
Preocupaciones absurdas, energia gastada en vano. Esfuerzos inútiles.






Si me quedara poco tiempo de vida, a que lo dedicaria?
Creo que no me queda mucho en el tintero.
A quienes quiero, se lo digo sin necesidad de presentir a "la de la guadaña".
A los que detesto, no perderia ni un minuto con ellos.

y lo demas, forma parte de vivir.



Me quedarían sueños sin cumplir,... Nueva york, mi casita frente al mar.
Pero...


No se que pensar, porque no se me ocurre nada excepcional que no este haciendo ya.
Y eso que significa?
que estoy preparada para morirme? ni por asomo
que no tengo aspiraciones?
o que al fin y al cabo, lo que hago cada día es vivir,
con mis posibilidades pero exprimiendo la vida.


Y TU?
MOJATE



porque esta xana de repente se ha quedado muda.

8 comentarios:

  1. En el Tibet existen unos monjes que pueden decirte la fecha exacta de tu muerte. Nos puede parecer horrible y desalentador conocer ese dato, pues va a condicionar todo lo que hagamos hasta ese momento. No negaré que tiene su parte práctica, pues también te da tranquilidad para prepararte y preparar a los demás cuando sobrevenga tu ausencia. Pero sólo ciertas personas de elevada espiritualidad pueden ser dignos de ese misterioso conocimiento.

    La gracia de esta experiencia vital por la que transcurrimos es no ahorrarnos los sobresaltos que nos harán aprender. ¿Cómo trabajaríamos si supiéramos el día que nos van a despedir?¿Cómo amaríamos si no pudiéramos ignorar la fecha de caducidad de nuestro idilio?¿Cómo trataríamos a los demás si pudiéramos anticipar sus traiciones?

    Si reflexionais un poco vereis que no estamos a la altura de semejante lastre de la espontaneidad, la inocencia, la autenticidad y la oportunidad de conducirse sin prejuicios impuestos.

    Como ignoro cuando me llegará la hora, sólo deseo que se pueda decir que morí vivo. Y esto, que parece una perogrullada, es algo mucho más profundo y completo. Quiero seguir aprendiendo hasta el final. No perder la curiosidad, la capacidad de sorprenderme, la alegría, el espíritu de aventura (aunque sea una minúscula)... Porque el día que todo eso se pierda en la nebulosa de los días que se escurren repletos de vacío; ese día estaremos ya muertos en vida y sólo nos quedará rogar porque la Parca se nos lleve cuanto antes para aliviarnos.

    Pero, contestando a la pregunta lanzada: ¿Qué haría yo si supiera que sólo me queda un día de vida?

    No tengo duda que consagraría mis últimas horas al amor en todas sus manifestaciones. Reuniría a mis seres queridos para hacer una gran fiesta en la que comeríamos, beberíamos, cantaríamos y bailaríamos hasta que la risa nos hiciera caer al suelo. Y el resto del tiempo haría el amor a la mujer que ame, aunque ya fuese una ex-amante, aunque aún no hubiera llegado a ser amante. Y con ella, desnudos bajo una manta, contemplaría el amanecer a la orilla del mar. Y la besaría y la amaría de nuevo hasta

    ResponderEliminar
  2. No pienso en la muerte, pero de alguna manera debe estar presente en mi subconsciente. Hace mucho que estoy avariciosa de tiempo, y a cada acto le pongo mucha pasión, intento no perderme detalles, no perderme nada, incluso de aquello que no me apetece hacer y que la vida obliga.
    Si supiera que mi muerte es inminente, recordaria a mi gente , por última vez, cuantísimo les quiero y les haria uno de mis pasteles o todos mis pasteles........, me penaria todo lo que no he llegado a ver ni aprender... , los gruesos labios que no he besado y no besaré...

    ResponderEliminar
  3. Hola Xana!! Gracias por tus comentarios en mi blog. Lo cierto es que das en el clavo con lo de "preocupaciones absurdas". Otras veces simplemente deseamos hacer algo y por miedo o cobardía no lo hacemos pensando que ya tendremos tiempo. Lo mejor es vivir cada minuto intensamente ya que como se afirma en la película -El club de los poetas muertos-, "coged las rosas mientras podáis pues veloz el tiempo vuela y la rosa que hoy admiráis mañana estará muerta".

    Hasta la próxima!!!

    ResponderEliminar
  4. Supongo que esos monjes lo que hacen es vivir con intensidad el presente, sin preocuparse del pasado ni del futuro. Por eso no les preocupa la muerte, sólo existe en el momento mismo que sucede....
    Estamos tan acostumbrados a barajar conceptos que los confundimos con la realidad.
    Me gusta la idea de terminar la vida debajo de una manta haciendo el amor con la persona que quieres.

    ResponderEliminar
  5. Estar con los que mas quiero, con el ser mas bello de esta tierra ahora en mi vida, decirles cuanto les amo y dejar un último legado....

    ResponderEliminar
  6. Aunque no sepa a ciencia cierta cuando voy a morir me gusta pensar que va a ser mañana, asi disfruto mas del hoy.
    Si supiese que efectivamente cuando voy a morir, dejaria de trabajar, eso lo tengo clarisimo y el resto, tal cual surgiese; eso si, no estaria mal estar todo un sabado con mis amigos, cenar con mi pareja, pasar la noche del sabado disfrutando el uno del otro como si se fuese a acabar el mundo, irnos a ver amanecer a la orilla del mar, pasar el dia tomando el sol y al atardecer morir. Doy por echo que es verano eh!!
    Besos ¿mortales?

    ResponderEliminar
  7. Creo que si algo podemos sacar de vuestros comentarios es que lo mas importante es el amor y entonces que hacemos que no es nuestra prioridad absoluta.
    Ala a amarnos todos....

    ResponderEliminar
  8. nos entretenemos con otras cosas menos importantes hasta que nos llegue la muerte y sea tarde.....

    ResponderEliminar