Seguidores

miércoles, 28 de octubre de 2009

LAS XANAS NO PUEDEN DEJAR DE SER XANAS

Mi xana,
nuestra xana, la del regueiro,
se despertó en mitad de la noche con una idea muy clara.
Le pasa a menudo, es como si en los sueños, su mente aclarara las ideas y pudiera tomar sólo decisiones bajo las influencias de Morfeo; los pensamientos, las dudas y temores revolotean por su cabeza hasta que alguna noche en estado de vigilia, ese tiempo, que ni duermes pero tampoco estas despierta , lo ves claro....






Tenía que ir a visitar a LA XANA DEL OESTE.
Necesitaba hablar con ella, pedirle consejo y que le dijera que hacer...
Siempre se había negado a pedir consejo a estas xanas que ven mas allá de lo evidente. no sabía si por miedo, por ese ímpetu en hacerse a si misma o porque al fin y al cabo a ella llevaba 2 años asistiendo a sesiones para conocerse y ser mejor,...

... hacia meses que se sentía cansada de luchar, como si los dioses estuvieran en su contra, como si nada fluyera, como si siempre estuviera nublado a pesar del sol. Se despertaba con esa energía de disfrutar cada amanecer y se acostaba con la sensación que la vida le había derrotado...

Buscó en su viejo cofre de olor a mar, la dirección y esa misma tarde se escabullo de obligaciones para ir a verla.
- en qué puedo ayudarte Xana del Regueiro?_ y sus ojos
se llenaron de lagrimas.
La xana del Oeste, rebusco con su mirada hasta llegar a su alma, ...

- Por qué pones tanto empeño en dejar de ser hada?
deberías de estar orgullosa, de tu sensibilidad,
de esa capacidad de ver el alma de las personas que quieres, a traves de tus ojos azules,
por qué no escuchas tus sueños?-

- Es que ya no quiero ser una Xana,-
, dijo la xana mientras las lagrimas no paraban de brotar sobre sus mejillas.

La xana del Oeste acaricio su mano temblorosa, y con dulzura y firmeza le dijo:
no puedes y lo sabes y lo que es peor no quieres,
no has dejado un minuto de ser una xana por mucha varita enterrada, hace ya muchas lunas, ...
Tienes miedo, como todas las magas del agua, de corazon enorme y ala vez eres tan valiente!, ...

No permitas que te achiquen,

no temas utilizar tu fuerza para tí,
y para quien TU desees
no la escondas usala.
Enorgullecete de ti misma.
Tu fuerza y tu poder , despierta desconfianza a veces, incluso envidia, como todas las virtudes especiales...

Horas mas tarde, nuestra Xana caminaba por la orilla de la playa disfrutando del atardecer mas bello desde hacia años. El mar tranquilo, la invitaba a bañarse, las montañas parecían estrenar un manto otoñal.

Se desnudo y “a poqueta nit” se sumergió en el agua.
Permaneció sumergida en un mar excesivamente cálido y tranquilo para ser otoño.

Durante horas no pudo hablar con nadie, durante días huyo de bullicios y sonidos.

No desenterraría su varita,
pero no volvería a dudar de si misma.

2 comentarios:

  1. una crisis existencial

    ResponderEliminar
  2. A veces huimos de nuestra esencia,
    el miedo es siempre el peor enemigo de nosotros mismos.
    el miedo paraliza, nos empobrece y hasta nos envilece.
    y a veces se confunde con la prudencia...
    un beso Xana

    ResponderEliminar