Seguidores

lunes, 4 de enero de 2010

LUNA AZUL


Cuando superas el tiempo y el espacio, solo queda el aquí y el ahora, solo la esencia;

Tan pura y tan intensa que a veces duele y a veces como un remolino de sensaciones renueva cada poro de mi piel.

Parece imposible sentir tanto,…

Acepte el juego, sabiendo el riesgo, acepte el riesgo, a pesar de sus consecuencias…

Amanecía en otoño, con esos cielos naranjas, y esa brisa fría que anuncia el invierno. Satisfecha de amor, borracha de placer, deshidratada después de toda una noche, te susurre en el oído -que era imposible desearte más-.

Me miraste fijamente, con esa mirada chulesca que me desarma el alma y tras mordisquearme el cuello, me propusiste desesperarme de deseo.

Acepte el reto.

Y comenzó el juego...

Atada de piernas y manos, expuesta a tu merced, mis pechos desnudos erizados, mis bragas húmedas, mis ojos encendidos de expectativa,

y tú mirándome deseoso,

Rebuscas en el cajon donde guardo mis juguetes preferidos y me untas de aceite acariciándome desde los dedos de los pies hasta mi cuello, mientras la música de LOBAGE , me transporta sin resistencia a un mundo de sensaciones.

Me besas largo en la boca, inundas mi boca seca,

me susurras al oído palabras de deseo, de amor, secretos y fantasías irrepetibles,

mordisqueas el lóbulo derecho y observas mi piel erizada y como me estremezco…

Tu mano se sumerge entre mis piernas para comprobar que todo se desarrolla según lo planeado

Saboreas mis pechos lentamente, con las manos, con tu boca y con tu pene enhiesto, hasta colocarme al borde del orgasmo. Y me observas y me miras y tus palabras, me seducen aun más.

Pasan los minutos mientras tus manos me recorren dulcemente,

Pasan los minutos mientras tu lengua me recorre dulcemente, despacio.

Y pienso en una sinfonia, de esas que el preludio es largo, es una obra maestra. Sin Pausas, dulce e intenso, siento tu excitación en tus ojos que me escuadriñan juguetones.

Vuelves a acariciar mis pechos erizados y cuando mis caderas se arquean de deseo y gimo de placer, los abandonas cruelmente para entretenerte en mi cuello,

tus dedos recorren mis labios, introduciendose en mis entrañas viscosas y mojadas, despacio, a pesar de el ritmo acelerado de mi corazon, y me buscas con la mirada para comprobar, que mi deseo esta a punto de estallar , me besas en la cara, y busco morderte...

Y no puedo mas.

Me rindo gimiendo y te suplico que no me abandones,

que me lleves hasta el final que tu boca me trasporte al infinito.

Quiero sentir tu peso, mis piernas apretándo tu boca inquieta y atrevida.

Quiero que estes dentro de mí, ya, y quiero todo lo demas...


5 comentarios:

  1. Uff......... no hay que comentar mas ;)

    Tienes una invitación.

    Un besin

    ResponderEliminar
  2. Los grandes orgasmos se fraguan en los hornos del deseo y la desesperación, el tiempo juega en tu contra pero quieres anticiparlo, impaciente por llegar, determinada a prolongarlo hasta doler.
    Me ha gustado mucho, escrito en primera persona has logrado que entrase en tí durante la lectura.
    Un beso vendado a la luz, Who.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno!
    Para leer en soledad o en compañía...
    feliz...

    ResponderEliminar
  4. Impresionante una vez mas has conseguido atraparnos con el relato, ese punto entre verdad o ficción y siendo tú la protagonista lo hace muy excitante.
    Un beso como los de tú historia, "si me lo permites".

    ResponderEliminar
  5. querido atrapado,
    el mundo cibernetico tiene la posibilidad
    de permitirlo casi todo...
    ese espacio donde la realidad y la ficion se mezclan y nadie es capaz de discernir, ni siquiera los que escribimos...
    un beso azul

    ResponderEliminar