Seguidores

sábado, 8 de mayo de 2010

Observo tus labios carnosos,
que tiemblan ligeramente...
Tus pupilas dilatadas...
te tocas el pelo echandolo hacia atras una y otra vez.


Algo me quieres decir,..
Algo escondes
Ignoras que leo tus gestos antes que tus palabras.

LLenas ese momento incomodo contandome un relato superficial y aburrido.
Y continuo divertida, leyendo tus gestos:
en tus manos que no paran de apretarse una con otra,
Tu mirada huidiza.
El pequeño tic en tu cuello.

Y es que el cuerpo no miente.

Decido ahorrarte la espera, y me adelanto a lo que vas a decir.
Y entonces tus músculos se relajan , te reclinas en la silla
y comienzas a contarme lo que te atormenta.

Ya no es tan grave, pierde fuerza cuando sale enforma de palabras.
Me gusta escucharte, se que te duele y se que para tí es importante,
Ahora soy yo, la que apreta los labios.
Porque sé que no debo opinar,
que no es mi vida y que lo único que necesitas es que te escuche.
Me muero por opinar por decirte el diagnóstico de tu angustia,
pero tambien sé que no es asunto mío,
asi qeu ahora la nerviosa soy yo,
noto como aumenta mi temperatura corporal,
mientras ella sigue preguntandose el por qué de su desdicha.
Y yo sé la respuesta, esta dentro de mi boca asomandose a los labios.

Pero callo y respiro largo, para que se escuche ella misma,
porque las respuestas las busca cada uno/a.
No se pueden buscar las soluciones al final del libro.
Es verdad que a veces alguien debe de poner las palabras, pero aun no,
yo lo se.
No es tiempo de respuestas.
Ya llegara.


Así que le doy un beso y un abrazo, al estilo newyorquino.
Y ya mas relajadas, hablamos de otras cosas.

Hay personas a las que les cuesta hablar,
pero a mí lo que me cuesta es callar.
Por eso me siento orgullosa,
porque estoy aprendiendo a callar.
No por miedo, ni por rabia,
sino por escucha

SHHHHHHHHHH


3 comentarios:

  1. Desde fuera se ven cosas que no se aprecian igual que desde dentro, aunque tambien es porque faltan datos, y no sobran sentimientos.
    Así que, al final, lo mejor es el consejo no dado por no pedido , y el mejor regalo, la escucha.
    Deacuerdo, en todo contigo.
    Un abrazo Xana

    ResponderEliminar
  2. ¿Dónde andas?. No te veo, me temo que andas vagando por tu presente para cambiar el futuro, te deseo lo mejor mi estimada amiga.
    Un beso al estilo canario, Who.

    ResponderEliminar
  3. No me ves?
    estoy aqui en este rincon,
    el de las xanas,
    en estos dias escuchando, observando, tranquila,
    sosegada...

    escuchando...

    ResponderEliminar