Seguidores

martes, 27 de julio de 2010

EL PAKISTANI Y LOS MELOCOTONES


Hace 1 año aproximadamente, que compro la fruta y la verdura en un pakistani.
Casi siempre esta el hermano joven,
cuando sonrie sus dientes son superblancos,
y tiene esa sonrisa ingenua,
que a los pocos dias me di cuenta,
que era producto, de,..
¡no me entero de nada!,
porque no tengo ni "papa " de castellano,
pero eres una cliente y te regalo la mejor de mis sonrisas,
que vengo desde muy lejos y me tengo que ganar el pan...


Durante todo este año, ha aprendido bastante de nuestro idioma, creo,
porque el sigue con esa sonrisa amplia y radiante,..
Pero yo, ahora, le pregunto: no me has entendido verdad?
y entonces, el deja caer los parpados como un cachorrito y contesta - algo -.


Yo pienso muchas veces en su vida,
Todo el día alli, desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche,
incluido los domingos,
bueno, los domingos no, me explico un dia,
los domingos esta su hermano, porque tiene que limpiar en casa.

Le gusta hablar y me pregunta cosas,
le regala chupa chups a mi hijo pequeño,
y por supuesto insiste en que compre mas,
la verdad, que si tuviera que vivir de lo que yo gasto, se moriria de hambre.

Un dia me preguntó: - y su marido?-
y yo, le conteste, que no tenia, que estaba separada.
Me sorprendió, porque no ladeo la cabeza como todo el mundo, cuando digo esto.
y su sonrisa no fue la de no me entero de nada, se habia quedado con la
copla.

El otro día, dió por supuesto, que no era española,
- de que pais eres?- me dijo, mientras pesaba las fresas.
- De españa- , le respondí extrañada,
- NOO- dijo, - eres alemana!-.
- por la altura? - , le dije yo muerta de risa,
Y claro, el no entendió la broma.
porque allí estaba de nuevo la sonrisa
profiden

La noche de san Juan fui a comprar cerezas, y se me ocurrio explicarle lo de la noche de Brujas.
Lo de mojarse los pies y pensar deseos,...
enseguida saco su sonrisa reluciente, de no me entero de nada ,
pero aguantó como un campeon, toda la explicacion.

- Es que a mí, me gusta mucho la playa al atardecer -, le dije.
- Yo no voy a la playa porque no tengo novia- , me dijo.
Entonces la que ladeo la cabeza fui yo.
- Claro, como vas a tener novia, si te pasas todo el dia aqui,
a no ser, ... que te eches de novia una clienta- le dije,


Fue oirme a mi misma ,
Y querer ser
superman para hacer un agujero en el suelo y desaparecer.
Pero, alli estaba su sonrisa amplia y reluciente, no se habia enterado de nada.


El lunes mientras olisqueaba los melocotones, para elegir los mejores,
El pakistani desaparecio en la trastienda, y un segundo despues,
traia en las manos , un melocotón espectacular,
- es para tí, te lo regalo.-
- Para mí?-
y me obsequió tambien, con una nueva sonrisa, tambien reluciente,
pero nada ingenua.

Soy tan "pava", que senti como se me humedecían los ojos,
y seguramente me puse roja como un tomate,
Y es que, me alegro el día.
me pareció un detalle tan bonito...

Ni siquiera sé su nombre,
No sé porque lo hizo, ni me importa,
Pero, consiguió una de mis mejores sonrisas,
esa, que me sale del corazón.
...

3 comentarios:

  1. Ayayayyy, Xana..., lo demás ya lo sabes.

    ResponderEliminar
  2. que dulce, esta historia sin final
    porque continuara,..
    seguro!!
    aunque ya nola cuentes

    ResponderEliminar
  3. que historia tan dulce, como los melocotones

    ResponderEliminar