Seguidores

domingo, 17 de octubre de 2010


Ella siempre abre los ojos 10 minutos antes que suene el despertador, no sabe porque.. Y siente la tristeza encima justo de sus parpados.

Siente el frió de su corazón helado, y traga saliva para no llorar. Le da un bofetón a su alma herida y empieza a pensar en todas las cosas que tiene que hacer hoy, en sus hijos durmiendo en la habitación de al lado que esperan el beso de buenos días con el parte meteorológico,

Sus alumnos la esperan y sabe que impartirá una buena clase, toda esa tristeza la convertirá en buen hacer,

Elige la ropa para ponerse como si fuera un día especial, algo que le quede bien y frente al espejo se obliga a pintarse los labios y los ojos solo de esa manera no romperá a llorar, …

La imagen que le devuelve el espejo solo la descifra ella, detrás del olor a euphoria, de la piel suave se siente desgarrada, y los días pasan y la sensación no mejora.

LA tareas miles la sacan del agujero, 2 horas han pasado desde que abrió los ojos y se sintió morir, no quiere escuchar música en el coche, camina como todos los días a su rincón para llorar un rato y bañarse desnuda en el mar, el resto del tiempo no parara ni un segundo, se entregara en todo como si fuera el ultimo dia de su vida.

Son las 4 de la tarde el sol brilla, y mientras tiende la ropa, respira hondo, acaricia su brazo, hasta el hombro desnudo.

La tristeza, comienza a escabullirse. Sabe que no puede arrancarla de cuajo, pero no esta dispuesta a que le amargue la vida.

Por eso deja que el sol le acaricie la piel, ese sol otoñal suave y dulce.

Y puede sonreir ...

4 comentarios:

  1. Muy bonito, la pura rutina. Me suscribo, pásate por el mio y suscribete si quieres.
    peanutsongs.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. La hermosa y a veces triste, vida cotidiana
    la rutina del día...Pero siempre hay un lapso de tiempo en esa rutina que una recuerda lo que es ser feliz.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. La tristeza se aloja en el alma sin pedir permiso, sin hacer ruido y cuesta que se vaya
    suerte y animo

    ResponderEliminar
  4. Bueno, a la tristeza hay que echarla a patadas, porque viene y, se instala solo... si no haces nada.
    Un ratin, nada más que un ratín, si las hormonas mandan.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar