Seguidores

jueves, 23 de febrero de 2012

ME QUIERES?





Esperame en casa, la puerta entreabierta.
Besame muy largo, mientras tus manos me recorren.
Suave pero intenso.
Dulce pero apasionado.
Abrazame por la espalda y aprietame contra ti.
Guiame hasta nuestra habiración , la del fondo...
Quitame la ropa pieza a pieza ...
Desnúdame despacio…
saboreame:
primero con la mirada, después con tus manos y mas tarde con tus labios.
Déjame hacer lo mismo contigo,
déjame besarte, mientras tú me besas,
acariciarte, mientras me acaricias,
comerte, mientras me comes.

Recorre mi cuerpo entero: de extremo a extremo,
no permitas que enloquezca.
Todavía no, dejame desearte durante mucho rato, deja que me salga el deseo por los ojos, por cada poro de mi piel, que no para de estremecerse.
Yo haré lo mismo:
desde tu cabeza hasta los pies.
Una y otra vez,
hasta que la pasión y el deseo se puedan tocar,
de tan palpables,
de tan densas.
Déjame sentir tus labios sobre los míos,
SOBRE esos, que no besan,
Hasta que mi pócima más exótica te inunde.
Déjame saborearte, y ríndete a mi boca,
hasta que yo también me cubra de tu elixir mágico.

Sigamos,
hasta confundir tu cuerpo con el mío.
Mi placer con el tuyo.
Y una vez borrachos de deseo,
de sudor, de pasión
Sólo entonces, penetrame despacio,
mirándome a los ojos,
ese movimiento nuestro unico ,, fundidos , acoplados extenuados
y llevame muy lejos,
donde yo, te voy a llevar a ti.
Saldremos juntos hacia el mismo destino.
Nos encontraremos a la vuelta.
Cuando todo cambien de color y entonces…

Susúrrame al oído las palabras que no me canso de oír.
Regálame un beso largo que no termine,
Abrazame por detras , mientras me hago pequeña
besame dulce en la mejilla
Y Olvida para sentir.
Y sobretodo;
dime QUE ME QUIERES.

1 comentario:

  1. Qué intenso y bonito resulta perder cualquier noción del todo y encontrar que abandonarse a la entrega es un viaje necesario para sentirse bien, con un pie en punta y en equilibrio sobre la balanza. Bises.

    ResponderEliminar