Seguidores

sábado, 13 de octubre de 2012

amante cibernetico

Hacía meses que había  terminaado con ese amante:
 " El amante".
Ese que amaba y deseaba locamente,
Ese de horas interminables de sexo, caricias  y pasión
Ese prohibido, toxico e imposible.
Ese que le dío lo mejor y lo peor. 
Ese que ya formaba parte del pasado..
Por lo menos eso pensaba , cuando inició aquella relación cibernética.

Ya se sentía con ganas, de sexo , de conocer a otros hombres,...
 no eran ganas, era necesidad física y psicologica.
 Sentirse capaz de  volverse loca! de deshacerse de placer con otras manos , con otra boca , ...
Sentirse capaz de disfrutar de su cuerpo con otro, que no le hubiera roto el corazon, que no fuera EL.


Así que , ya en el chat las cosas se dejaron claras
 había muchas ganas de sexo!!!, 
 pero de buen sexo y su ciberligue se lo prometió.
Quedaron en un lugar ajeno a su vida,
y ella se preparo como si fuera a una entrevista de trabajo. 
Todos los detalles , que ponerse, que decir , que imagen quería dar....
Ella sabia que el tipo en cuestión no iba a ser nada mas que eso una prueba para superar su duelo y una necesidad fisiológica.  
Necesitaba superar esa barrera.
No lo engañó en ningún momento, pero tampoco fue frívola,  fue honesta y  cariñosa, incluso  expuso su vulnerabilidad.

Nada mas verlo supo que era él y salió del coche para  que le diera tiempo a observarla de lejos, entera, de los pies a la cabeza y poder observar le a él.
Dejo que se acercara y cuando ya no les separaba mi medio metro le rodeo con los brazos y le beso en la boca como si fueran amantes conocidos. Invadiendo su boca con la lengua, con pasión y ternura, pidiendo en ese beso que la hiciera feliz.

El desarmado ante semejante descaro, aunque ella sabia que el ya era experto en esas citas anónimas  se descubrió excitado , ella le cogió la mano suavemente, y le confeso:
-no se me ocurría  mejor manera de romper el hielo. 
Y ademas ,es esencial que nos guste besarnos...

Un rato mas tarde , le tocó tomar las riendas a él y no defraudo,
 le miro a los ojos y le propuso darle todo el placer que ella anhelaba .
Así que muy despacio le quito los pantalones y la ropa interior en aquel sofá, compartiendo un café y se  dedico a saborearla lentamente.Ella no podía creer que  un desconocido pudiera darle tanto placer, hacerla sentir el centro del universo, sin prisas , sin presiones , no tenían nada entre ellos, por lo tanto nada que perder.
Se dejó hacer...
 El la  descubrió con las manos y con la boca, como si ella  fuera una criatura frágil y poderosa, llena de matices que iba descubriendo  entusiasmado y sorprendido , y así se lo contaba cuando podía , y ella se dejo  amar,
 desear, como si fuera un regalo de los dioses hasta que   sus caderas  comenzaron a pedirle más y más, y él supo que se tenia que quedar en ese momento provocando le un orgasmo intenso y salvaje . >Ni siquiera sintió vergüenza, ni se tapo la cara.
Con los ojos encendidos  lo miro a él todavía de rodillas ante su sexo y le dió las gracias

Orgulloso y satisfecho, siguieron dándose placer, disfrutando de sus cuerpos una y otra vez, hasta bien pasada la noche.

El amante cibernético se fue por donde había venido.

Lo repetiremos dijo él , por supuesto mentió ella.

1 comentario:

  1. La posibilidad existe si la fantasía le deja un hueco... Y si encima se hace real... Instantes irrepetibles, irracionales y locos. Qué hermoso poder vivir algo inesperado!!! Besitos.

    ResponderEliminar