Seguidores

lunes, 29 de diciembre de 2008

EL VACIO


_No hablemos_, le susurro ella después de haber hecho el amor intensamente.
_ No te quedan fuerzas?_ Le contestó, con acento socarrón mientras le besaba en el hombro desnudo.

_No_ , _ no hablemos nunca mas_ .

El no añadió nada, a este último comentario, acostumbrado a sus juegos. Pero se sintió extraño.
Ella adivino su preocupación a través de su ceño fruncido.

_ A partir de ahora ya no existirán las palabras entre nosotros.
Ya no tenemos nada más que decirnos y me dan miedo, las que digo y las que callo. Las que me dices, las que ahogas antes de que salgan por tus labios y las que me ocultas.
No quiero palabras solo tu cuerpo y el mío.

Se dijo a sí mismo que no podría aguantar,(sabía lo que le gusta hablar, hablar de todo)
mientras le acariciaba los labios con el dedo como dibujándolos y sin embargo había algo en el fondo de sus ojos que le intranquilizaba.

Ella comenzó a besarlo en los parpados y en los lóbulos de las orejas,
El se dejo hacer, mientras en su cabeza poco a poco iba tomando forma la idea de no volverla a escuchar jamás.
No existirian esas preguntas tan ocurrentes?, esas observaciones tan chocantes? y sobretodo ya no exixtirian palabras cariñosas, podría vivir sin oírla? Sin decir te quiero o te deseo,

En ese instante cayo en la cuenta, que hacía meses que ella ya no le susurraba lo que le amaba, lo que le echaba de menos, lo que lo deseaba… yano la acariciaba con mensajes bonitos, ni con tequieros apresurados...

Intimidado por el juego, inquieto porque conocía su determinación, sintió una excitación aun mas intensa y durante dos horas se dedicaron a devorarse con el solo sonido de los gemidos del placer.

Ella siguió callada, reposando tranquila después de cada extasis de placer, sin comentar sus sensaciones,sin adornarlas de palabras y él inquieto por su nueva actitud volvió a amarla con mas ansia.
Exhaustos por esta nueva forma de amar, el quiso hablarle y ella no le dejo.
Se vistió y se fue.

Puntual a la misma hora, como todos los miercoles, sonó el timbre, y la espero mas nervioso que de costumbre , deseando que no se acordara del estúpido juego del silencio, pero nada mas ver sus ojos grises penetrantes sobre los suyos supo que no había vuelta atrás.

Volvieron a hacer el amor en silencio, sin palabras , hoy mas que nunca no pudo resistir sus gemidos, sus suspiros. Cada vez que la oia sentia sobre su cuerpo una descarga eléctrica y una sensación inmensa de vulnerabilidad. Hoy mas que nunca no se pudo resistir.

Mientras se vestia para irse, a la misma hora de siempre, la rodeo por la cintura, y le dijo te quiero , te quiero muchísimo. Te quiero salio de su boca a borbotones.
Ella sonrió. Le acarició la mejilla. suavemente y no volvió .


Cuando se acaban las palabras , no queda nada, cuAndo las palabras son vacías no queda nada y la nada + la nada es el vacio

2 comentarios:

  1. Nada, vacío .... No me gustan esas palabras .

    ResponderEliminar
  2. acabo de releerlo y me ha parecido hoy mas triste. muy triste, muy muy triste

    ResponderEliminar