Seguidores

viernes, 2 de enero de 2009

tomar decisiones



La vida consiste principalmente en tomar decisiones, la mayor parte del tiempo sin darnos cuenta y otras veces, tomando la decision de no decidir, de esto hay personas que hacen una filosofia de vida.

Mis amigos y amigas me dicen a menudo que soy de las que no duda demasiado a la hora de elegir.

CARNE o PESCADO? carne. TE QUEDAS o VIENES? voy. PLAYA o MONTAÑA? playa.

La verdad es que hay cosas que tengo claras, sobretodo aquellas en las que tan solo tengo que escuchar a mi corazon. Pero resulta que en la vida, no debes, o no puedes, o no te dejan, o te penalizan,... si haces caso siempre a las emociones. A pesar de una moda reciente sobre la inteligencia emocional y etcs. fílosóficos. Seguramente es mas eficaz dejarse llevar por la mente racional.

Por ejemplo: si quiero decidir CARNE o PESCADO, tendria que pensar qué comí ayer, qué me sienta mejor, qué es mas barato, no sé...
Pero si escucho, el lado emocional, pienso; qué es lo que me apetece y es dificil que me apetezca carne si es lo unico que he comido en los ultimos 3 dias, o si la opcion de pescado es caballa y la otra entrecot. En definitiva , que la mayor parte del tiempo se complementan, dialogan y la decision aunque puede que no sea la mejor, me satisface. Lo que me desquicia es cuando, Emocion y Razon estan completamente enfrentadas, no se ponen de acuerdo. Entonces la toma de decisiones es una tortura y le das vueltas y vueltas...

Incluso en ese momento hay toma de decision, o te quedas en el limbo ( desde que lo han quitado no hago mas que necesitarlo), o lo que me ocurre a menudo, es que la que actua es la Emocion, pero la Razon no para de regañarme. Y en ese estado de malestar perpetuo me quedo.

En los ultimos años, he tomado decisiones de esas que te cambian la vida literalmente, y el momento despues ha sido liberador, pero los daños colaterales todavia los sufro. La Razon le dijo a mi corazon que es mejor ser coherente que pudiente. Y ahora no sé si soy coherente, pero desde luego lo de pudiente me lo estoy dejando.

Ultimamente me sorprendo envidiando a esas personas que tienen a sus emociones encerradas en botellas pequeñas y ordenadas alfabeticamente, las destapan muy de vez en cuando, y a la señal vuelven a su lugar de origen, sin apenas rasguños. Que tranquilidad.

Y yo, ahora, que tengo que seguir decidiendo, cosas que me afectan y mucho, pues quiero ser un poco así, dejar de lado a mi corazon maltrecho y que mi sentido racional decida.

En este instante, me estan entrando ganas de comer chololate Valor con leche y almendras. Una decision comprometida. Mi cerebro me explicara, que no es bueno, ni saludable y no consentire que "el otro" me recuerde el placer que me da al deshacerse suavemente en mi boca, mientras me acurruco en el sofa y disfruto de un capitulo de " in treatment", al fin y al cabo, dicen que es un sustituto del sexo, un ansiolítico. STOP

Emoción o razón?
Saltar o mirar desde la barandilla?
Placer o seguridad?
Arriesgarse o asegurarse?

SIN TOPICOS . CONHONESTIDAD
ME VOY APOR EL CHOCOLATE

No hay comentarios:

Publicar un comentario