Seguidores

jueves, 19 de abril de 2012

viento 29km/hora


Caminaba por la orilla de la playa feliz, deseando esa primavera que no acaba de llegar,..
Quería pensar en mil cosas, en mil planes,…
y sólo tú estas en mi cabeza.


Huele a sal, este mar tranquilo y me huele a tu piel dorada y suave, donde me dejo caer como un tobogán deslizándome por tus huecos.

La brisa me trae esos besos que ayer compartimos en un rincón y se quedaron a medias. Perdidos entre las rutinas domesticas.

Camino, y las huellas en la arena me hacen recordar tus manos buscándome, traviesas con mi ropa.
Y sobretodo, recuerdo tu boca,
absorta en mi placer.

Mi mano sobre tu pelo, indicándote el camino para amarme cada día mas y mejor.

Ojala estuvieras aquí...

Busco un lugar tranquilo donde pueda, a través de la acaricia del sol de primavera, sentirte sobre mi cuerpo.
Tus manos sobre mis rincones y tu lengua inquieta e insistente.


Una sombra me tapa el sol y me incorporo rápido y asustada.
Ahí estas!!,


Una vez más, me adivinas y me sorprendes.

Te desabrochas el pantalón lo justo para poder colocarte dentro de mí.
...Siempre te estoy esperando,…
… y esos segundos que me recorres por dentro para llegar a tu lugar, ese momento mágico que mi voz no puede callar…
ese momento; es nuestro para siempre.
Nos miramos penetrándonos, mientras te mueves despacio sobre mi.

Rodamos juntos a pesar de la arena y te tapo la mano con la boca y mi mirada te adelanta, que te voy a inundar de placer,
Recorro con mi lengua, desde tu esternon hasta tu sexo,
que ahora es mío.
Lo rebozo con mi saliva, lo saboreo lentamente, no me dejo nada.

Y juego con mis labios, con mi lengua,
mis manos se mueven rítmicamente, despacio, adivinando lo que quieres y dejándome llevar por el momento mas íntimo; ese, en el que no distingo tu cuerpo del mío, porque estas muy dentro de mi.
Aumento el ritmo,

la intensidad,

mis movimientos se acompasan a tu pelvis que me indica lo que quieres, que me pide mas,

y mis labios te persiguen, hasta sentir el sabor de tu éxtasis en mi boca.

Es una cuestion de amor.

Dibujo mi nombre sobre tu ombligo.


esperando que vuelvas al mundo de los vivos.

2 comentarios:

  1. La playa tiene algo mágico, es indudable.

    ResponderEliminar
  2. La pequeña muerte que nos hace florecer en vida...

    ResponderEliminar