Seguidores

lunes, 12 de octubre de 2009

ojala





Agárrate fuerte.



“Dirigimos nuestras vida como si fuésemos patrones de un velero:

no podemos elegir el oleaje, ni los vientos, ni siquiera la eslora del barco; sólo podemos elegir el rumbo y manejar con destreza las velas y el timón.

Y esto es lo realmente importante: no hay buen viento para quién no sabe hacia dónde va.

Ojalá sople el viento a nuestro a favor,

ojalá sean suaves las tormentas y no tengamos demasiados días de calma chicha que nos impidan seguir avanzando, ojalá...

Pero por si no fueran así las cosas,
hay que aprender a navegar a barlovento,
plantando cara al viento en contra;
o a esperar, pacientes, a que el viento favorable, vuelva a soplar.”


(J..A. Marina.)


1 comentario: